madera recurso renovable

La madera nuestro mejor recurso renovable

¿Por qué la madera es buena?

La madera es un material cuyo uso se remonta a la propia creación de la humanidad. Herramientas, menaje, mobiliario y edificaciones, son diferentes ejemplos de uso de este material renovable.

Hablamos de un material renovable y sostenible. Las antiguas zonas de cultivo ahora abandonadas en la era moderna se han convertido en frondosos bosques que a menudo amenazan con el riesgo de incendio en verano. La tala controlada es una actividad que ayuda a regular el avance de los bosques, al igual que los sistemas de explotación caprina.

El uso de la madera se ha incrementado en los últimos 50 años. Visto el crecimiento de la población mundial debemos pensar en construir viviendas sostenibles para proteger el medio ambiente y dejar un mundo mejor para las futuras generaciones.

Los avances tecnológicos nos han ayudado a mejorar el uso maderero, y como adaptarlo a nuestras necesidades. Con un crecimiento y unas explotaciones sostenibles podremos asegurar una industria que respete el medio ambiente y a su vez disfrutar de un material de gran calidad.

El uso de madera en construcción

La madera ha sido ampliamente usada como material de construcción, especialmente en el mundo anglosajón y en Asia. Las razones son diversas, aquí hay un resumen:

  • Reciclable
  • Resistencia
  • Durabilidad
  • Estética
  • Limpieza
  • Aislante térmico
  • Aislante acústico
  • Múltiples usos
  • Más económico que otros materiales

La producción de madera es sostenible, pues esta almacena carbono, en cambio la producción de otro tipo de materias primas produce cuantiosas emisiones.

La madera tiene una resistencia que en su equivalencia en peso se aproxima a la del acero. A parte las propiedades de aislante térmico y acústico sin uno de los grandes puntos fuertes.

Una vez termina la vida útil de la madera aún puede ser reusada como combustible fósil, y en caso contrario es un material 100% biodegradable. Ello nos lleva a mejorar uno de los problemas del crecimiento geográfico, con el creciente problema de gestión de residuos.

Control de la explotación maderera

Como toda actividad hay que buscar el equilibrio, y por tanto las explotaciones deben ser sostenibles. Hay que tomar precauciones para garantizar un uso razonable de la industria, pues varias especies y zonas concretas están siendo amenazadas, algunas de forma crítica.

Con las últimas regulaciones parece que la reforestación va mejorando sus cifras en países occidentales. Si bien hay alguna excepción, como el caso de Irlanda que es el país más deforestado de Europa. A pesar de ello se han detectado buenos avances en Europa, América del Norte y Rusia.

Aun  así cada año desaparecen 13 millones de hectáreas en las regiones tropicales, no en vano el 96% de la deforestación se produce en estas zonas. Uno de los motivos principales es que son países en desarrollo, donde la madera significa un producto primordial para su ciudadanía.

Por ello es primordial que tanto productores como consumidores sean conscientes de que especies están en peligro para evitar si comercialización. Ubicación, durabilidad, trabajabilidad, resistencia  y otros factores son características que los productores deben tener en cuenta a la hora de escoger el tipo de madera más adecuada para su producto, añadiendo las precauciones medio ambientales mencionadas.

Conclusiones: madera recurso sostenible

Sin duda un uso responsable de la madera, hará que este bello y versátil material resurja en nuestras vidas.  Así podremos beneficiarnos de sus bondades tanto individual como colectivamente.

Visita nuestra sección de bolsas de madera de papel

Extiff - Juego de 3 Cajas con Ventana para Botella